Comprar dominio y hosting: cómo elegir bien

Comprar dominio y hosting: cómo elegir bien

dominio rapido comprar-dominio-y-hosting-300x225En cualquier aventura o iniciativa en el mundo de Internet hay dos aspectos fundamentales: el dominio y el alojamiento. Son como los brazos y piernas de un ser humano, necesarios para moverse y avanzar. Y comprar dominio es de los primeros pasos que hay que dar.

El dominio es mucho más que un simple nombre, podría compararse con el DNI, porque es lo que identificará el sitio web. Pero realmente es mucho más, es como el ADN, lo que encierra el espíritu y sentido de la página, del sitio o del blog. Son las palabras mágicas que llamarán la atención de los usuarios o las que permitirán que encuentren el sitio con facilidad.

La gran duda antes de comprar dominio: ¿estará libre?

Es fácil tener un dominio en mente, un nombre en particular. Pero en este aspecto ocurre lo mismo que con los nombres de los correos electrónicos, no siempre están disponibles. Sin embargo, nunca hay que darlo todo por perdido.

Lo primero es acudir a una empresa especializada en este aspecto. En los buscadores de los que disponen será fácil determinar si ese dominio en el que estamos pensando está libre o no. Si lo está no hay mayor problema, se compra y se puede empezar a utilizar.

Si no está libre, habrá que pensar en otro, lo más aproximado a la idea que se tenga. También hay que tener en cuenta que a veces se piensa en cambiar una letra o dos, o en añadirlas, pero que esto en ocasiones genera confusiones que no son nada buenas para el correcto funcionamiento de nuestro sitio. Cuanto más original sea, mejor.

Y, otro aspecto que hay que analizar es si la compañía que vende el dominio ofrece otro tipo de servicios relacionados con él, como pueden ser actualizaciones, backup, un acceso rápido o un panel de control sencillo de manejar.

Parece complicado, pero dejándolo en manos de especialistas, no lo es tanto.

El dominio y después el alojamiento

Una vez que se tiene un dominio y que se ha diseñado la web, llega el momento de buscar un alojamiento. En este aspecto hay mucho donde elegir. Alojamientos compartidos para sitios con pocas pretensiones y poco tráfico, y alojamientos dedicados o VPS para aquellas webs que prevén un mayor tráfico y que necesitan más capacidad, más memoria y mayores funcionalidades.

Analizar con detalle lo que se necesita, y en caso de duda consultar a especialistas es esencial para conseguir un óptimo funcionamiento del sitio. Diseñar una buena página, comprar dominio adecuado y alquilar un alojamiento a la medida de las necesidades, ayudará a alcanzar objetivos que se tienen en mente. Y es posible hacerlo incluso invirtiendo mucho menos de lo que se cree.