Comprar dominios caducados ¿Es complicado? ¿Es útil?

Comprar dominios caducados ¿Es complicado? ¿Es útil?

dominio rapido parafaviconComprar dominio es sencillo. Pero comprar el dominio que realmente se desea no lo es tanto. No lo es porque hay millones y millones registrados y con dueño, para hacerse una idea, ocurre lo mismo que cuando uno quiere abrir una cuenta de correo electrónico: es fácil que ese nombre en el que hemos pensado ya exista y tengamos que buscar otro. Hay dos opciones: cambiar de idea e intentar encontrar uno que nos sea útil y no tenga dueño o esperar para ver si hay suerte y en un tiempo prudencial ese dominio queda libre.

Y aún hay otra razón por la que podemos plantearnos comprar un dominio caducado: que parte del trabajo SEO ya estará adelantado. Aunque a veces entrañe algún que otro riesgo.

Cómo comprar dominio caducado

Aunque tengan dueño, los dominios pueden cambiar de mano. Es así porque se adquieren por un tiempo y hay que ir renovando su derecho de uso. Eso es lo más habitual, pero también ocurre que a veces esto no se hace y el dominio caduca. No queda, sin embargo, libre de inmediato.

Existen un breve periodo “de gracia” en el que el antiguo propietario aún puede renovarlo. Pasado ese tiempo es cuando el dominio queda realmente libre y puede adquirirlo cualquier otra persona o entidad.

Pero incluso así es complicado conseguirlo, ya que eso de los dominios caducados se ha convertido en un auténtico negocio. Hay empresas dedicadas a localizarlos, comprarlos y luego subastarlos entre los interesados.

Sin embargo, también es cierto que no siempre ocurre esto y que a veces sí hay suerte y se puede conseguir ese dominio que se estaba esperando. Es posible localizar dominios que estén a punto de caducar y hacer un seguimiento para “cazarlos”. Hay empresas que incluyen este servicio, pero también hay herramientas en Internet para hacerlo por nuestros propios medios, aunque puede ser complicado si no se sabe cómo hacerlo realmente.

¿Merece la pena comprar dominios caducados?

Independientemente de que el dominio tenga esa denominación que estamos buscando, un dominio caducado cuenta con otras ventajas. La más destacada es que suele tratarse de dominios que ya tienen un trabajo hecho, por ejemplo, una red de enlaces ya establecida que puede ahorrar trabajo en todo lo que al SEO se refiere.

Con suerte será un dominio con una serie de usuarios o incluso una posición aceptable en buscadores y este es un aspecto que conviene tener en cuenta antes de decidirse por un dominio u otro. Porque también puede ocurrir que el dominio haya sufrido algún tipo de penalización.

Por ello, el mejor consejo antes de comprar dominio caducado es analizar bien su situación real y sopesar ventajas e inconvenientes. Si es necesario, incluso acudir al asesoramiento de un profesional que nos sepa decir si nos conviene ese dominio, esperar a ver si conseguimos otro mejor posicionado o no complicarnos mucho y adquirir un dominio completamente virgen.